Fiscalización internacional de medicamentos

 
Las sustancias psicoactivas se clasifican y se someten a fiscalización internacional de conformidad con tres convenios internacionales ratificados por los Estados Miembros de las Naciones Unidas.
 
El propósito de someter estas sustancias a fiscalización internacional es proteger la salud pública y minimizar la desviación y el uso indebido de sustancias psicoactivas nocivas. Sin embargo, es imperativo encontrar un equilibrio entre la prevención del uso indebido y la dependencia de drogas, por una parte, y la accesibilidad de los medicamentos esenciales bajo fiscalización por el otro.
 
El Comité de Expertos de la OMS en Farmacodependencia es asignado por mandato de las convenciones internacionales de fiscalización de drogas, a evaluar los riesgos para la salud y el uso potencial de sustancias psicoactivas como medio terapéutico. Dependiendo del resultado de esta evaluación, el Comité emite recomendaciones a la Comisión de Estupefacientes de las Naciones Unidas, con sede en Viena, sobre la necesidad de fiscalizar o no una sustancia.

Equilibrio entre acceso y prevención

 

Si bien se necesitan regulaciones de control de drogas, si éstas son demasiado restrictivas, pueden obstaculizar el acceso a medicamentos controlados para uso terapéutico. Por consiguiente, deberá lograrse un equilibrio entre los requisitos médicos y reglamentarios. A fin de abordar adecuadamente la necesidad de analgésicos y prevenir daños potenciales, es necesario hacer cumplir de manera conveniente la regulación de los medicamentos fiscalizados.

 

 

 Asimismo, es imperativo realizar una evaluación inicial cuidadosa de los pacientes antes de prescribirlos, monitorearlos regularmente y educarlos, así como, comprender y manejar correctamente las diferencias entre el dolor agudo y el dolor crónico. Por igual, investigaciones recientes en los campos de los cuidados paliativos y el manejo del dolor han identificado muchas estrategias para controlar el dolor, más allá del tratamiento farmacológico. La evaluación de esta nueva evidencia y el establecimiento de las mejores estrategias para aliviar el dolor, tanto agudo como crónico, es un área de trabajo importante para la OMS. Puede encontrar más información en: https://www.who.int/medicines/areas/quality_safety/access_Contr_Med/en/

 

La UNODC ofrece sugerencias para promover el acceso a medicamentos fiscalizados con fines médicos a escala nacional en su Guía técnica para aumentar el acceso y la disponibilidad de medicamentos fiscalizados. El documento se centra en los componentes críticos y esenciales para inducir cambios, así como proporcionar una mejor atención médica, aliviar el dolor en pacientes y de esta manera, mejorar su calidad de vida.
El informe de la JIFE titulado Progresos en lo que respecta a garantizar el acceso adecuado a sustancias sometidas a fiscalización internacional para fines médicos y científicos muestra las últimas tendencias en el consumo de analgésicos opioides, y tiene como finalidad ayudar a los gobiernos a desarrollar medidas para garantizar el uso seguro y la entrega racional de los mejores medicamentos asequibles a los pacientes en necesidad, así como, evitar su desviación, uso indebido y abuso.