Manejo del dolor y otros usos clínicos

El manejo eficaz del dolor es un importante problema de salud pública, ya que millones de pacientes continúan sufriendo dolor sin acceso a un tratamiento adecuado para aliviarlo. El acceso a analgésicos opioides, medicamentos no opioides y complementarios, es el pilar del tratamiento del dolor, especialmente para los pacientes con cáncer.

La OMS ha formulado directrices para el tratamiento de este, incluido el alivio del dolor ocasionado por el cáncer en niños, adolescentes y adultos. Si se produce dolor, se deben administrar rápidamente los medicamentos por vía oral en el siguiente orden: no opioides (aspirina y paracetamol); luego, según sea necesario, opioides suaves (codeína); luego opioides fuertes como la morfina, hasta que el paciente esté libre de dolor.

Para obtener más información sobre los cuidados paliativos, haga clic aquí

Asistencia para los encargados de formular políticas y el personal de salud pública, en lo que respecta a la creación de políticas adecuadamente equilibradas sobre opioides y prescripción de reglamentos para el manejo eficaz y seguro del dolor por cáncer.

Orientación práctica sobre la integración de los cuidados paliativos y el alivio de los síntomas en los sistemas de atención médica, con especial atención a emergencias y crisis humanitarias.

Orientación práctica sobre la integración de los cuidados paliativos y el alivio de los síntomas en los sistemas de atención médica con especial atención a niños.